Todas las colaboraciones publicadas
En memoria de Paco Ruiz-Cortina... E-mail
Sábado, 06 de Octubre de 2007
Bruno Fernández Roales.
2/10/2007
Leer más...
 
Dios te Salve, María de las Angustias E-mail
Artículos y colaboraciones
Viernes, 14 de Septiembre de 2007

Extracto del Pregón de Semana Santa de 1978 dedicado a la Virgen y pronunciado por el hermano Andrés Luis Cañadas Machado

 

Leer más...
 
Salve para una mujer maltratada E-mail
Domingo, 09 de Septiembre de 2007

Miguel Trujillo Pérez

Tribuna Libre.
Diario de Jerez, 25/04/2007

Leer más...
 
A golpe de vista E-mail
Domingo, 02 de Septiembre de 2007

Una tarde de sábado antes de comenzar la celebración Eucarística, me paré un poco y me puse a mirar a mis próximos y cercanos, mirándoles en profundidad y desde el AMOR, traté de penetrar en sus almas a través de sus ojos, de interpretar su semblante, sus gestos y palabras, de adivinar sus pensamientos, convenciéndome que todos teníamos problemas.

Pero a grandes males, grandes remedios, levanté mis ojos hacia el camarín, al hogar donde todo le pertenece, y dejándome guiar me he vuelto para ver a su lado el panorama desde el que Ella nos contempla. Todos estábamos bajo sus plantas. Juntos podemos resolverlo, me comentó.

Dicho así parece un sueño, porque el hecho de juntarse ya es una solución. Cuando nos juntamos, nos solidarizamos, compartimos, nos aliviamos, nos fortalecemos, y susurrándome al oído me dijo: esto fue lo que hizo mi Hijo, no quitarnos los problemas, sino asumirlos, compartirlos y fortalecernos.

Estando juntos se añade un elemento multiplicador que es la presencia de Cristo que actúa con la fuerza de su Espíritu, aportando mayores recursos y medios, podemos multiplicar fuerzas e iniciativas, no se trata de una posibilidad, sino de una necesidad, porque yo también soy culpable de los problemas de mis hermanos.

Nadie puede ponerse en la mente de la Santísima Virgen, arrogarse la interpretación correcta de lo que pudiera pensar. Por una vez he dejado de recrearme en la perfección de sus facciones, estas que tanto tenemos aprendidas, para instalarme en el fondo de su retina, y observando su mirada, que contemplaba el pecho de Jesús, aprendí una verdadera lección, asumiendo los sentimientos de ese corazón, que debemos encarnar y actualizar.

Se dice que vale más la forma de dar que lo que se da, es verdad, pues nada muere sino cae en el olvido. desde estas líneas quiero pedir perdón por dicho atrevimiento, gracias.

Manuel Sabao Cantalejo.
Publicado en el Boletín nº 5 de la Hermandad, septiembre de 1997.

 
Tibieza y Hermandad E-mail
Domingo, 02 de Septiembre de 2007

La tibieza se ve manifestada en la vida de unos cofrades que creen pero no creen, que hacen pero no hacen: nacen, se bautizan, rezan, pecan, se confiesan, juran defender un dogma, hacen estación de penitencia con su túnica, mueren y son enterrados en sagrado. ¿Qué diferencia a estos cofrades de los que no lo son? ¿Qué los diferencia de un mamífero cualquiera?

En las hermandades, a golpe de vista, encontramos tres tipo de estos cofrades inundados de tibieza: los suavemente hermanos, los que mecen su compromiso cristiano al dulce compás de la vida y de las cosas. Ya tienen su tranquilidad, pagaron su cuota en cómodos plazos, tienen su vara en una vistosa presidencia, van a misa los domingos, no molestan a nadie, ni a Dios ni a los hermanos. Colocan la estampa de su Titular en la oficina, juran en la Función de Instituto y comulgan por Pascua.

Buscan su propia comodidad como cualquier otro vertebrado con la diferencia de que "son" cristianos, de que "son" católicos, de que "son" cofrades y por ello tras ser enterrados en lugar sagrado el Guión de su hermandad llevará crespón negro por unos días.

El segundo grupo lo constituyen los apenas cofrades, los que tienen una medalla al cuello, su titular en su alcoba pero cualquier tontería en el corazón y cualquier mezquindad en su cabeza.

Ni esperan ni sueñan con grandes proyectos con los que su hermandad pudiese ser camino para alcanzar el Reino de Dios sino cualquier otra casa infinitamente más pequeña: el estreno de un nuevo atributo, un mejor exorno floral en sus pasos, unos números de vértigo en los penitentes que hacen estación de penitencia con su hermandad... Creen que éstos son los fines últimos y las metas de su hermandad. La vida eterna... no les interesa. A estos microcofrades la vida eterna les viene grande... casi merecen que Dios les dé ese nuevo atributo, ese exorno floral soñado, esa cantidad de túnicas en la calle... y luego les quite la vida eterna. Sólo saben que Cristo y la Virgen son unas cosas para besar, que la misa es un momento para vestir correctamente y que el Jueves Santo es un día para encender velas y visitar sagrarios.

El tercer grupo lo comprenden los demasiado cofrades, los cofrades por antonomasia, los fuera de serie, los supercofrades, los monopolizadores de Dios. Son los que han hecho a Dios de "su" hermandad, enarbolando su estandarte en bandera propia como quijotes de la fe, de las costumbres y de su propia soberbia. Son los que combaten, atacan, excomulgan y condenan en nombre de Dios a todos los que no piensan como ellos, los que construyen la hermandad como los hijos del Zebedeo, estando ellos a la derecha e izquierda del titular; los batalladores, los cascarrabias de la fe y la moral, los que no hubieran dejando tratar a Cristo con publicanos y pecadoras, charlar con samaritanos, comer con zaqueos y perdonar a los ladrones desde la Cruz. Son los que el día de Pentecostés no hubieran abierto el balcón para lanzar el Evangelio a medos, partos y elamitas, sino que hubieran organizado el Evangelio como un club privilegiado de selectos como así pretenden con su cofradía y se escandalizan cuando el Hermano Mayor o la jerarquía no les consultan a ellos acerca de los que hay que hacer en la hermandad. No son malos pero se les ha subido su cofradierismo a la cabeza. Tal vez tienen mucha cofradía en la cabeza y poca hermandad en el corazón.


Sólo el amor a Dios llevado a la práctica en grandes empresas que nos comprometan a todos nos apartará de caer en la tibieza en que cayeron estos o salir de ella si así nos encontramos.

Y no sólo estas grandes empresas necesarias, sino una cotidianeidad a la que Dios tampoco puede ser indiferente, pues Dios no es insensible en un amor que sabe estar en los detalles. Dios no es indiferente a que vayamos a saludarle, lo primero, al entrar en nuestra Capilla, a ese interés por llegar puntuales a la Santa Misa, a esa genuflexión, bien hecha, delante de Él en el sagrario, a las posturas o al recogimiento que guardamos en su presencia... Dios, en definitiva, no es indiferente ante una vida de hermandad hecha de muchos pequeños actos de amor, de correspondencia, de delicadeza para con el Señor que está en el prójimo.

Pocas cosas grandes tendrá una hermandad a lo largo de su historia para ofrecer a Dios, sin embargo cada día lo encontraremos repleto de ocasiones pequeñas en que agradarle. A veces, sabiendo escuchar al hermano con el que tenemos esas diferencias pero que tiene tanto amor a los sagrados titulares como nosotros, otras pasando por alto las preocupaciones personales para prestar atención a los hermanos que nos necesitan, no siendo susceptibles, sino cordiales, pidiendo a Dios por el hermano en dificultades, no criticando a nadie, sabiendo dar las gracias.. cosas que están al alcance de todos.

Siendo fieles al amor de Dios den lo pequeño lo seremos en lo grande.

¡Hermanos, alerta!: el desprecio y el descuido habitual de lo pequeño nos lleva a la tibieza y ésta nos volverá insensibles a la llamada del Espíritu Santo.

Pablo J. Pomar.
Publicado en el Boletín nº 5 de la Hermandad, septiembre de 1997.

 
María junto a la Cruz E-mail
Domingo, 02 de Septiembre de 2007

José Ramón

El Camino del Discípulo pasa a través del Calvario

Artículo del hermano José Ramón Martín Badillo.
Publicado en el Boletín nº 5 de la Hermandad, septiembre de 1997.

 

 

 

 

 



Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Próximo > Fin >>

Página 8 de 8

En los próximos días

Presentación Cartel Grupo Joven

25 de Marzo de 2017 después de misa

Almuerzo Cuaresma Hermandad

26 de Marzo 2017 a las 14:30 horas

LI Ciclo Conferencia Cofradieras

27 de Marzo 2017 a las 21:00 horas


Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar