Se nos fue... E-mail
Sábado, 15 de Septiembre de 2007

Diario Información Jerez
Domingo 1 de julio de 2007
Tribuna

Se nos fue...

Tenía mi móvil apagado y no podía recibir la llamada que, desde Lugo, me hacía David Calvo, el Hermano Mayor de mi Hermandad Sacramental de la Candelaria para darme la triste noticia. A las dos de la tarde, cuando lo encendí y vi que tenía una llamada perdida, le llamé y me enteré de lo que no por esperado hubiera deseado no oír nunca: Gonzalo, Lete ha muerto. Para que voy a negarlo, las lágrimas rebosaron de mis ojos y surcaron mis mejillas.

Se nos fue Lete, se me fue Lete. Entre él y yo, siempre hubo un cariño especial y unos lazos, que este destino final que tenemos en común todas las personas, no se van a desatar a pesar del triste acontecimiento. Soy de los que piensan que mientras estén vivos en el recuerdo y en el corazón, nuestros seres queridos no mueren del todo. Se fue, se fue aquel Lete de 1974, que en la calle Larga, a las puertas del negocio familiar La Ciudad de Santander, me decía que visto lo logrado en Sevilla por los cofrades-costaleros de la Hermandad de los Estudiantes, él estaba dispuesto a llevarlo a cabo en su Hermandad de las Angustias. Cuántas noches de ensayos a las órdenes de nuestro querido Papi, vivimos juntos, tú bajo las trabajaderas y yo desde fuera cargado con aquel radio-casette con el que de vez en cuando, y cuando el Papi lo permitía, os dejaba oír alguna marcha cofrade con la que alegrar aquel joven e ilusionado andar costalero jerezano. Aquella noche inolvidable del primer ensayo en la calle. Un ensayo y otro hasta llegar a aquel Domingo de Ramos impensable para los que tuvimos la suerte de vivirlo. Me metiste en mi corazón la vocación costalera, y año siguiente, ya como hermano Mayor de mi Hermandad de la Candelaria, y también con nuestro Papi de maestro, empezaba su caminar costalero la cuadrilla de los costaleros del Dolor de Cristo a la que empecé a dirigir como capataz bajo las ordenanzas del Viejo -seguro qeu ahora que estás con él en el cielo, te dirá: cuando venga Gonzalito se va a enterar por seguir llamándome Viejo- y de la que fui su capataz durante tres años, antes de coger el llamador que levantó el paso de palio de María de la Candelaria con los ratones bajo sus trabajaderas durante dos años.

Se nos ha ido Lete, ese esposo amante de Tere, con la que ha compartido tantos años de feliz convivencia.

Se nos ha ido Lete, mi compañero en el Consejo Directivo de la Unión de Hermandades que presidía don Juan Huertas y con el que tuve la noble misión de encargarnos de fomentar las relaciones entre la Juventud Cofrade de las Hermandades de Jerez. ¿Te acuerdas de aquellas convivencias los Domingos de Resurrección en la finca de Javi Maldonado?

Se nos ha ido Lete, aquel presidente del Consejo Directivo de la Unión de Hermandades.

Se nos ha ido Lete, concejal independiente de nuestro Ayuntamiento jerezano.

Se nos ha ido Lete, el padrino, junto con su esposa y en nombre y representación de la Hermandad de las Angustias, en la ceremonia de bendición de la nueva imagen de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias.

Se nos ha ido Lete, sí nos ha dejado, el amante esposo, el cofrade ejemplar, el amigo sincero, el jerezano cabal...

Lete, cuando me invitasteis en la Hermandad de las Angustias, a dar en vuestro ciclo de conferencias cuaresmales, la primera conferencia en la que se hablaba de los costaleros cofrades, terminé la misma recitando aquellos versos que se encontraron prendidos con un imperdible en la saya de María Santísima de las Angustias. Eran los versos que le había escrito a nuestra Madre, aquel costalero al que acompañamos todos a dar sepultura a su padre en la mañana de aquel Domingo de Ramos en que saldría por vez primera la Reina del Humilladero cargada a hombros de sus costaleros cofrades.

Para ti, Lete, mi amigo, son los del final de ese poema:

... Que ya feliz y contento,/ con tu hijo y con tus Santos,/ allá arriba y para siempre./ Madre mía de las Angustias,/ ¡el Lete, duerme en tus brazos!

Sabes cuánto te quiero.

Gonzalo Fernández Estudillo

 

En los próximos días

Cabildo General Ordinario de Cuentas y Cierre de Curso

Miércoles 28 de junio a las 21'00 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar