El 'espíritu Lete' o ese aliento que exhaló todo un Consejo E-mail
Domingo, 20 de Enero de 2008

Diario Información Jerez
Domingo, 20 de enero de 2008
Suplemento Cofrade

El 'espíritu Lete' o ese aliento que exhaló todo un Consejo

Sembró compromiso en toda una generación de jóvenes cofrades en los últimos setenta o primeros ochenta y en los noventa fue reclamado como posible presidente de la Unión de Hermandades para luego verse abandonado varias veces hasta por los que le buscaron cuando se votaba entre los hermanos mayores el máximo dirigente cofrade de la ciudad. Pero José Alfonso Reimóndez López, el popular Lete, ni se lo creyó cuando líder tan natural resultaba entre aquellos que ahora andan en los cuarenta y tantos ni perdió la esperanza en el género cofrade cuando sufría la incoherencia en nuestras hermandades.

Alcanzó la presidencia del Consejo Local de Cofradías a la tercera, porque le insistieron, y cuando hizo equipo no confió sino en un puñado aquellos creciditos jovencitos de entonces (y algún mayorcito ya entonces). Los Velo, Fernández-Gao, Azcutia, Serrano, Lucena, Montenegro, Trujillo, Gómez, Clemente, Martínez, Sambruno... encarnaron aquel espíritu que tenía dosis de aquel compromiso de la Juventud Cofrade y ansias de respuestas para un mundo cofrade que, cuando en el 99 (por estas fechas precisamente) tomaban posesión, observaban riesgos ciertos que, ocho días después, son algo más que meros indicios.

Algunas claves que marcaban aquella manera de ser dirigentes cofrades pasaban por una eclesialidad distanciada de toda duda así como por una exigencia en el fuero interno que nos mostrara más formados y capaces y también a los poderes públicos y a la sociedad en general por la que buscaba la independencia y la promoción de los logros por medio del trabajo personal y colectivo y no por generosas dádivas del Ayuntamiento. Este ramo de virtudes ansiadas se envolvía por el celofán de la esperanza. A su primer designado, por ejemplo, para el atril oficial, de San Miguel entonces, le pidió que fuera el pregonero de la ilusión.

Incomprendido al final, hasta por alguno de los suyos, Lete terminó trasladando a la política, desde su manifiesta independencia, los valores que pregonó siempre. Y así hasta su muerte. Hoy tiene una calle a su nombre.

 

En los próximos días

Comida de Feria

13 de Mayo a las 15:00 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar