Consternación por el fallecimiento ayer de "Lete" E-mail
Sábado, 15 de Septiembre de 2007

01/07/07 02:52 FRANCISCO ABUÍN

JEREZ. A primera hora de la mañana de ayer falleció José Alfonso Reimóndez López "Lete" a los 64 años de edad como consecuencia de una grave enfermedad que ha intentado superar en los últimos seis meses. Esta noticia cayó como un jarro de agua fría especialmente en el mundo cofrade que en sus máximas representaciones pasaron ayer por la iglesia de Las Angustias donde hoy a las once de la mañana se celebrará el funeral oficiado por el obispo, monseñor Juan del Río. A primera hora de la tarde de ayer quedó instalada la capilla ardiente en el mismo templo, por donde pasaron centenares de personas, la muestra más palpable no sólo del impacto que produjo su fallecimiento sino también como el más fiel testimonio de amistad y cariño que dejó en vida. El féretro, cubierto con la bandera de la hermandad y rodeado de coronas y ramos de flores, se situó a los pies de la Virgen que vistió una saya negra, su antiguo manto burdeos y la corona de salida. No faltó la presencia del pendón de los Siete Cuchillos así como el estandarte del Santo Crucifijo, cofradía a la que también perteneció. Y junto a la familia, especialmente su esposa Tere, veteranos cofrades del Humilladero que tanto han compartido con Lete y tan cerca han estado de él a lo largo de su vida, una veteranía que contrasta con la juventud de una junta de gobierno que tenían en el fallecido a un padre en lo cofrade.

José Alfonso Reimóndez tuvo en el mundo cofrade una parte fundamental de su ser. Un modo de vida que defendió y al que se entregó en cuerpo y alma no sólo asumiendo responsabilidades en su propia hermandad como prioste y más tarde como hermano mayor, sino también dando el paso a la presidencia de la Unión de Hermandades durante cuatro años con un hito fundamental que queda ya grabado en la historia contemporánea de las cofradías, la procesión magna del año 2000. Su defensa a ultranza de la juventud cofrade fue la marca de su trabajo, impulsando un movimiento joven, al amparo del organismo cofrade, que logró movilizar a centenares de jóvenes cofrades en experiencias como el Maratón Popular, campañas benéficas y las alfombras del Corpus. En este perfil no puede faltar su vocación belenista habiendo sido uno de sus máximos exponentes en la ciudad. Su aportación artística en el montaje de los nacimientos fue fundamental para elevar la categoría del belenismo local. Precisamente la Navidad y los Reyes Magos fueron otras de sus pasiones. Decorador de profesión, a Lete se le deben los nuevos conceptos de casetas de feria. Su "experimento" con la de su hermandad provocó un cambio en las bases estéticas imperantes. De su mano salió la caseta de Diario de Jerez. Dio el salto a la política local formando parte del primer gobierno de la pasada legislatura como delegado de Fiestas. Estos datos curriculares siguen quedándose cortos para lo mucho que hizo dado su talante emprendedor y trabajador al que no le amilanaban las dificultades. Por el contrario y pese a los reveses que le tocó vivir en el mundo cofrade, siempre consiguió salir airoso gracias a su espíritu, capaz de llegar a la conciliación y al reencuentro. El hermano mayor de Las Angustias, Fran Mancilla, no encontraba ayer palabras para expresar su testimonio de pésame pero sí fue explícito al interpretar que "la figura de Lete ha supuesto mucho en la cofradía. Gracias a él tenemos gran parte del altar de insignias, los bocetos de las casetas de feria así como por la tradición belenista de la hermandad que este año volvió a instalar su nacimiento, algo que le pedimos a Lete que instaló después de ocho años sin hacerlo". Esas impresiones eran compartidas ayer por los muchos cofrades que pasaron por Las Angustias para decir su último adiós a Lete. "Ha sido un cofrade ejemplar, se ha volcado con la hermandad y con las hermandades siendo cariñoso y mimando la juventud tanto es así que nos apoyó totalmente a mí como hermano mayor y a la junta de gobierno", dijo emocionado Mancilla. Pero la polifacética personalidad de Reimóndez López llegaba más allá de lo que el gran público conocía de él. Fue un gran aficionado a los toros y no dudaba en tomar la muleta de vez en cuando para tentar alguna vaquilla y satisfacer así al "torero" que llevó dentro. Siempre se declaró como un enamorado de Jerez y de todas sus cosas pero procurando guardar la intimidad y el anonimato que le permitían las circunstancias. No proliferó por los atriles cofrades pero su consejo, sabiduría y bondad fueron siempre su mejor pregón. Con estas líneas, Diario de Jerez expresa su pesar por el fallecimiento de Lete especialmente a sus familiares y amigos.

Diario de Jerez. 01/07/2007

 

En los próximos días

Cabildo General Ordinario de Cuentas y Cierre de Curso

Miércoles 28 de junio a las 21'00 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar