Para Lete E-mail
Viernes, 26 de Junio de 2009

Francisco Mancilla FernándezArtículo del hermano Francisco Mancilla Fernández.

Dos años sin ti, si parece que fue ayer cuando encabezando a la junta de gobierno te pedimos volver a instaurar la tradición del belén en nuestra casa, después de unos años se había perdido y nosotros estábamos dispuestos a recuperarla.

En la capilla delante de la que es nuestra luz y guía en la vida, te hicimos la proposición, después de una larga charla y varios intercambios de opiniones nos dijiste que si pero que el belén de las angustias tenia un nivel y nunca debería de perderse, estabas en lo cierto.

Enseguida empezaste a plantearlo y me pediste que necesitabas la sala capitular vacía y mayordomía se puso a trabajar y preparo todo para ese belén, el único e irrepetible Belén de las Angustias.

Te pusiste manos a la obra con tu grupo de trabajo, Lena con carpintería, Jesús consiguiendo lo que tu cabeza diseñaba y el lo fabricaba, Álvaro dispuesto siempre a todo, Ramón con sus manos para fabricar lo mas difícil y complicado, y la alegría del belén Iñigo.

Un grupo divertido y trabajador, pero siempre encabezado por ti.

Ahí comenzó todo, me decías que eran gases, que no te encontrabas bien, y era verdad ese mal se encontraba dentro de ti, te estaba atacando, estaba arrancando cada día mas a nuestro Lete el alma mater de nuestra hermandad, por que decir Angustias es hablar de Lete, por que mirar nuestro Altar de Insignia es mirar a Lete, por que desde que entras a hasta que sales es oler y ver a Lete. Por que tú trabajaste siempre por y para nuestra hermandad. Por que así era Lete.

Hace cuatro años un grupo de hermanos fuimos a pedirte consejo, y después de un interesantísimo desayuno, como siempre nos apoyaste y nos diste animo, porque siempre estuviste con la juventud y creíste en ella.

Hoy casi cuatro años después de aquel desayuno nada mas que te puedo decir gracias, gracias por animarme a presentarme, gracias por confiar e mi como lo hiciste, gracias por estar ahí como lo has estado, gracias por ser Lete.

El día de tu partida con el Padre le pregunte a una persona que tu quieres mucho, pero por que? porque se ha ido? Y ella me respondió no te preocupes que desde arriba, te seguirá ayudando y seguirá apoyando como siempre lo hizo.

Te fuiste pero te quedaste, por que los que estamos aquí te seguimos recordando día a día y todos te tenemos en nuestros corazones que es donde sigues vivo y sigues estando aquí.

Gracias por seguir ahí, nunca te olvidáremos y gracias por dejarme entrar en tu vida.


GRACIAS LETE

 

En los próximos días

Cabildo General Ordinario de Cuentas y Cierre de Curso

Miércoles 28 de junio a las 21'00 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar