¡Cuando sea mayor, quiero ser como tú! E-mail
Sábado, 15 de Septiembre de 2007
Indice del artículo
¡Cuando sea mayor, quiero ser como tú!
Páginas 2
Todas las páginas

BelenistasCasi con nuestra revista Lentisco ultimada, nos llega la fatal noticia. Lete, irremediablemente y debido a una cruel enfermedad, se nos fue. Está con el Creador desde la madrugada del pasado sábado día 30 de junio. No era tiempo de Pasión ni tiempo de Navidad. Se nos fue casi de puntillas, sin querer hacer ruido, modestamente, cualidad ésta innata en él.

Qué decir de este hombre, cómo definirlo. Los que tuvimos la suerte de conocerlo desde hace años y disfrutar de su amistad, pudimos comprobar la excepcional persona que era.

Generoso y comedido siempre en sus apreciaciones, en sus comentarios, en sus puntos de vista siempre ecuánimes, y qué decir de su sutil humor, agudo, perspicaz, con infinidad de anécdotas ingeniosas.

Desde hace varios años, cada vez que nos veíamos, bien en actos oficiales convocados por la asociación o en actos ceremoniosos de carácter particular, en los que era obligado vestir casi de etiqueta, me decía con su particular estilo humorístico: "cuando sea mayor, me gustaría ser como tú". Él, que siempre iba impecable y elegantemente vestido. Esta frase que me dirigía siempre, se la recordé en una de las visitas que le hice al hospital estando el bueno de Lete intentando vencer a su cruel enfermedad. Quería animarle y darle fuerzas para seguir luchando; si quería ser como yo, tenía que recuperarse y salir a la calle.

Cofrade y belenista, belenista y cofrade, tanto monta. No se puede concebir a Lete sin estas dos vertientes, sin estas dos facetas importantísimas de su vida. Fueron sus dos pasiones, hago hincapié en este tema porque en frecuentes ocasiones, en algún medio de comunicación o incluso en un acto público no belenista, es muy habitual hacer sólo mención al Lete cofrade. Flaco favor. No es ésta la forma más adecuada de describir a este personaje en su justa medida. Es como si hablaran solamente de una de sus dos pasiones separando a la otra. Las dos son indisolubles y han ido a lo largo de su vida cogidas de la mano.

Siempre he creído que ser cofrade es ser un belenista adulto. Yo he sido durante muchos años cofrade, nazareno de filas y, sin embargo, cada vez que se acerca la Navidad, despierta en mí la dormitada niñez, evocando y plasmando humildemente el Nacimiento del Creador. Lete era niño y adulto a la vez, así se comprende este amor compartido.



 

En los próximos días

Zambomba Popular 

9 de Diciembre de 2017 a las 13:30 horas

Cabildo General Extraordinario Elecciones

21 de Diciembre de 2017 de 18:00 horas a 22:30 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar