Un 'angelete' en el cielo E-mail
Sábado, 15 de Septiembre de 2007

Rafael Navas
Diario de Jerez, 01/07/2007

Se nos fue Lete. Y no por esperado el desenlace ha sido menos amargo. Le quedaba tanto por vivir, tanto por disfrutar, tanto por compartir, tanto por crear... Lete era una de esas personas que se pasaban la vida contagiando una sonrisa, buen humor, optimismo y, sobre todo, por encima de todo, ilusión. Porque el mundo de Lete era un mundo mágico, un mundo de cuento en el que los malos se acababan haciendo buenos y en el que los buenos eran cada día más buenos. Encarnaba la sencillez, śi, pero una sencillez con clase, con estilo, de la que ya apenas queda. Su buen gusto iba más allá de lo meramente estético, era un buen gusto humano. Y quienes loe conocían quedaban prendados para siempre de su forma de ser.

Lete, lo dejé escrito una vez en estas páginas, debería haber sido nombrado concejal de Fiestas perpetuo. Había nacido para ello, Era tal el cariño que ponía en los eventos festivos que el cargo público que una vez tuvo la oportunidad de desempeñar, por poco tiempo, le venía como anillo al dedo. Tuvo ocasión de poner en práctica algunas ideas, pocas, y en todas ellas se pudo encontrar el cariño y la ilusión del niño que vivía siempre dentro de él, desde una Feria a una cabalgata de Reyes o a una Semana Santa, entregando todo su esfuerzo para que los demás disfrutaran.

Cuando una estrella nos dio a Rosa Bautista, Ismael Jordi y un servidor la oportunidad de compartir con él la dicha de ser rey mago en jerez, y andábamos un poco despistados, se dirigió a nosotros con la naturalidad que le caracterizaba y nos dijo: "Para ser rey mago primero hay que creérselo, sentirse rey y comportarse como un buen rey, porque si no, nunca podrás transmitir esa magia". Dicen que quien ha sido una vez rey mago lo es ya para toda la vida y él supo ser y comportarse como rey siempre y en todo lugar.

A su lado, incluso en los momentos más difíciles de los últimos meses, se respiraba paz. Porque Lete, empeñado en demostrar que el tocino de cielo era originario de Jerez y que combinaba perfectamente con el Pedro Ximénez, era una persona muy dulce. En su compañía olía a la Navidad, a pestiños y garrapiñadas, y rara era la vez que hablando con él no se escuchaba el sonido de las campanillas. Aquellas que, como en la película "Qué bello es vivir" anunciaban que un nuevo ángel había logrado sus alas. Hoy, en el cielo, un nuevo 'angelete', simpático y dulce, ha empezado a montar un belén precioso, de figuras felices, para la próxima Navidad. Lete ya está allí, seguro, porque el ejemplo de las personas como él, dulces, entrañables y buenas como el tocino de cielo, son las que hacen que merezca la pena vivir. un beso, gracias, y hasta siempre, majestad.

 

En los próximos días

Eucaristía de Pascua

Sábado 15 de Abril de 2017 a las 21:00 horas

Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar