Crónica año 2007 / La Voz Jerez E-mail
Domingo, 02 de Septiembre de 2007

Las Angustias puso el contrapunto fúnebre al Domingo de Ramos

Los últimos partes meteorológicos facilitados por la Unión de Hermandades recomendaron sobre las 9 y media de la noche su recogida acelerada por Corredera en vez de por San Miguel

JORGE MIRÓ/JEREZ

De nuevo, sabor de Cofradía de negro en las calles de Jerez. Esta vez, venida de la antigua capilla del Humilladero, hoy de las Angustias, que da nombre la coqueta plaza del mismo nombre, Nuestra Señora de las Angustias ahoga su pena sosteniendo a su hijo yacente. Cofradía de altos capirotes, cinturón de esparto y túnica negra. A las seis y media comenzaba su caminar la dolorosa, del Siglo XVI, acompañada en su caminar por la escolanía de niños del Oratorio Festivo que entonaron durante las poco más de cinco horas de recorrido el Stabat Mater. La climatología quiso, sin embargo, que la recogida de la Hermandad fuera más acelerada de lo deseado.

Unos 250 nazarenos con altos cirios negros en las filas y 28 hermanos costaleros bajo las trabajaderas del paso, obra de Manuel Guzmán Bejarano en 1970, cuyo diseño mereció el primer premio anual de artesanía que se celebraba en Sevilla. Llevando el mando en el martillo, Salvador Sánchez Benítez. En cuanto al exorno floral del paso, claveles sangre de toro.

En la memoria de los hermanos, la ausencia ayer en sus filas de José Alfonso Reimóndez Lete, conocido cofrade de la ciudad y ex presidente de la Unión de Hermandades, que por enfermedad no pudo participar en la estación de penitencia.

Seriedad y compostura en sus filas nazarenas. Altos cirios negros para los hermanos de luz y cruces de penitencia para los numerosos hermanos que las portan en esta cofradía, que siempre miran de frente ya que en sus estatutos se prohíbe mirar atrás, aunque sea para mirar a su bendita imagen de la Virgen de las Angustias.

De entre el interesante altar de insignias que la Hermandad saca a la calle, hay que destacar el pendón de los siete cuchillos. Y es que esta corporación no saca el típico estandarte, o bacalao, como se decía antiguamente. Este pendón, de terciopelo rojo, se porta desplegado y es una verdadera obra de arte del siglo XVII. En el centro, el corazón atravesado por los siete cuchillos, Alfa y Omega de esta Antigua y Venerable Hermandad.

Riesgo de lluvia

La Unión de Hermandades, en permanente contacto con el Centro de Meteorología de Sevilla, informó a las hermandades que a eso de las diez y media de la noche estaban todavía en la calle que se presentaba un riesgo alto de lluvia, ya que se acercaba a Jerez la cola de una borrasca que podría hacer que cayera agua a partir de las doce de la noche. Así, la Hermandad decidió efectuar el regreso a su capilla sin pasar por el barrio de San Miguel para coger por la calle Corredera y acortar así el tiempo en la calle.

Así y todo, al final la Cofradía de los siete cuchillos pudo recogerse a su hora, a las doce menos cuarto de la noche, una vez se llegó a la plaza de las Angustias, donde la tranquilidad de estar al lado de casa fue una realidad.

La Voz Jerez / 02-04-2007

 

En los próximos días


Último boletín

Boletín informativo "Sietecuchillos"


Número 6 – Febrero/Mayo 2016

Domiciliación bancaria

Para domiciliar las cuotas de Hermano en su banco, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Tesorero.

Correo electrónico

Para recibir las cartas de la Hermandad por correo electrónico en lugar de recibirlas por correo ordinario, descargue el modelo de autorización y devuélvalo firmado al Secretario.

Imágenes al azar